Trucos para recuperar el olor a coche nuevo

Trucos para recuperar el olor a coche nuevo de tu vehículo de ocasión

Table of Contents

Por mucho que cuidemos y limpiemos el interior de nuestro automóvil, el característico olor a coche nuevo que tenía cuando lo compramos va desapareciendo paulatina e irremisiblemente.

Y la gran pregunta es: ¿realmente funcionan los trucos para restaurar el olor a coche nuevo?

Trucos para lograr el olor a coche nuevo en tu coche

Estos son los trucos más utilizados por los internautas para recuperar el cotizado olor a nuevo en un coche usado. Aunque las intenciones de quienes los comparten sean buenas, hemos de adelantar que no son soluciones muy efectivas:

Aplicar un desodorizador químico

Un desodorizador puede ayudar a mitigar el mal olor de un vehículo y dejar un aroma fresco y agradable, pero en ningún caso conseguirá restaurar el olor primigenio del coche.

Utilizar un ambientador

Las opciones más utilizadas son usar un ambientador con olor a ‘coche nuevo’ y un ambientador de aroma a cuero.

Hemos probado en un Hyundai de ocasión varios de los ambientadores comerciales que dicen oler a ‘coche nuevo’ y tienen un aroma que es agradable, pero bajo nuestro punto de vista no puede decirse que el resultado corresponda al anunciado.

Por su parte, los ambientadores con aroma a cuero pueden ser una solución aceptable para coches clásicos que tienen ese tipo de tapicería.

Sin embargo, el olor de estos ambientadores no es tan dulce y suave como el aroma original a cuero, siendo más parecido al que percibimos en una tienda de marroquinería.

El truco del trozo de neumático

Se trata de colocar unas tiras de neumático bajo los asientos delanteros. También lo hemos probado en un vehículo usado y, tras un par de días, el coche no olía a nuevo sino a neumático, como era de esperar.

Lo que ocurre es que, cuando entramos en un concesionario repleto de vehículos nuevos, captamos ese olor a neumático y lo asociamos con el aroma a coche nuevo.

Al hacer que el interior del coche huela a neumático, nuestro cerebro identifica ese olor y la asociación de ideas hace el resto.

Visitando un almacén de neumáticos tendremos la misma sensación olfativa.

Cómo conseguir el olor a coche nuevo, paso a paso

Los trucos anteriores servirán para disfrazar los malos olores si el coche no está muy sucio por dentro. Pero si se trata de un coche con mucho kilometraje y suciedad acumulada, lo que lograremos será una mezcla entre el olor a coche usado y el aroma escogido.

Es lo mismo que si a una persona se le ocurre perfumarse tras una semana sin haberse bañado ni mudado de ropa: el olor resultante será dulzón, penetrante y poco agradable.

Así que para lograr que nuestro coche vuelva a oler a nuevo tendremos que trabajar bastante, porque el paso previo e imprescindible es una limpieza total que elimine todos los restos que emiten mal olor. Veamos cómo hacerlo, paso a paso:

1. Limpia a fondo el interior del coche

Limpiar a fondo el interior de un vehículo no consiste en pasar una simple aspiradora para extraer las partículas sólidas de suciedad.

Hay que lavar con agua y un gel suave todos los elementos: asientos, guarnecidos y techo, especialmente si se ha fumado habitualmente en el coche.

El indicador que nos dirá que todo está perfectamente limpio es el agua de aclarado. Mientras esta sea oscura, será necesario repetir la operación de lavado y enjuague.

Para secar la tapicería y el suelo, utilizaremos toallas para extraer buena parte de la humedad. Y después, dejaremos el vehículo al sol durante un día entero, dejando una pequeña rendija en cada ventanilla, al objeto de que el vapor de agua salga fácilmente al exterior.

Otro sistema de secado es conectar un calefactor en el interior del vehículo. Igualmente, las ventanillas deberán dejarse casi cerradas.

Si no tenemos tiempo para hacer ese lavado intensivo o fregar no es nuestro fuerte, lo más recomendable es llevar el coche a un establecimiento especializado en limpiezas intensivas de automóviles, donde nos dejarán el interior como si el vehículo acabase de salir del concesionario.

2. Lava a fondo o sustituye las alfombrillas

Las alfombrillas son las causantes de la mayor parte de los malos olores. Toda la suciedad del suelo se deposita en ellas a diario.

Además, cuando llueve se mojan y permanecen humedecidas durante días. Eso, unido a las temperaturas templadas o cálidas, es el caldo de cultivo ideal para todo tipo de bacterias, cuya actividad es la principal causa de generación de olores desagradables.

Si las alfombrillas están muy deterioradas, nuestro consejo es que no hagas esfuerzos baldíos intentando lavarlas y que las sustituyas por unas nuevas.

3. Desodoriza el vehículo y los conductos de ventilación

Lo más práctico es usar un spray específico de un solo uso. Estos aerosoles se vacían completamente en el interior. Con las ventanillas cerradas, accionaremos los ventiladores al máximo con el botón de recirculación de aire accionado. Tras unos minutos, el vehículo estará totalmente desodorizado.

Los profesionales utilizan generadores de ozono para este fin. Conque si en tu casa dispones de uno de estos aparatos, puedes usarlo también para desodorizar el coche.

4. Aplica en las alfombrillas un aromatizador profesional para imitar el olor a coche nuevo

Tras seguir los tres pasos anteriores, tu automóvil ya está listo para que darle el remate final: en algunos concesionarios lo hacen utilizando un spray aromatizador profesional denominado Car Dealer Scent, una vez que el vehículo usado ha sido limpiado y desodorizado en profundidad.

Este spray no es un ambientador convencional, sino un aromatizador de alta perfumería que se pulveriza exclusivamente sobre las alfombrillas del coche, impregnándolas de un aroma bastante parecido al de un coche nuevo.

El aromatizador mencionado se evapora lentamente desde las alfombrillas y llega a la nariz del conductor de manera poco invasiva, creando un ambiente agradable y ligero que recuerda al de un coche recién salido del concesionario.

Una vez completado el proceso, el aroma resultante no será idéntico al olor a coche nuevo que tenía tu vehículo cuando lo estrenaste, ya que todos los modelos tienen su aroma especial y característico, pero podemos asegurarte que si preguntas a quien se suba a tu automóvil, te dirá que huele a coche nuevo.

Entradas recientes

Cómo elegir tus gafas para conducir
La elección de unas gafas para conducir adecuadas no es un asunto tan sencillo de dilucidar como parece.
20 de noviembre
Cómo proteger la pintura del coche en la playa
Cómo proteger la pintura de nuestro coche cuando solemos frecuentar el mar, las playas, y otras zonas similares.
16 de noviembre
Se cumplen 85 años del primer coche diésel de la historia
Este año se han cumplido 85 años del lanzamiento comercial del primer coche diésel de la historia.
16 de noviembre

¿No tenemos el coche que estás buscando?

No te preocupes, ponte en contacto con nosotros e indícanos qué vehículo buscas.