Ver y que te vean: el correcto uso de las luces del coche

Ver y que te vean: el correcto uso de las luces del coche

Table of Contents

Tener claro cómo deben usarse las luces del coche no debería ser ningún escollo insalvable para los conductores.

Sin embargo, las redacciones poco claras del código y los frecuentes cambios normativos pueden provocar confusiones, especialmente en quienes obtuvieron su permiso de conducir hace mucho tiempo.

Tipos de luces de tu coche: aprende a diferenciarlas correctamente

Las confusiones suelen estar relacionadas con la utilización de las luces de posición y aparcamiento, las de niebla y las de emergencia, pero vamos a dar un breve repaso a todos los tipos de luces del coche, a fin de disipar cualquier duda que pudiera presentarse:

Luces de estacionamiento

No las llevan todos los vehículos. En caso de que así sea, se accionan mediante la palanca del intermitente cuando el arranque está totalmente desconectado.

Si se acciona la palanca hacia abajo, solo se encenderán las luces de posición izquierdas. Y cuando se acciona hacia arriba, serán las luces de posición derechas las que se conectarán.

Se utilizan para estacionar en zonas con insuficiente iluminación. Se encenderán las luces de estacionamiento correspondientes al lado del vehículo más próximo a la calzada o más lejano del borde de la acera.

Presentan la ventaja de que su consumo eléctrico es menor que el de las luces de posición, por lo que son muy útiles en estacionamientos nocturnos  prolongados en zonas interurbanas sin iluminación.

Luces de posición

En algunos países, las luces de posición del coche están permitidas para circulación por vías urbanas, pero no es el caso de España, donde este uso fue prohibido hace más de dos décadas.

Por tanto, su única función en nuestro país es la de servir de luces de estacionamiento.

Luces de cruce

También denominadas luces cortas, son obligatorias en vías insuficientemente iluminadas, tanto urbanas como interurbanas.

Adicionalmente, deben encenderse en circunstancias de visibilidad reducida, como la circulación en túneles o las malas condiciones meteorológicas.

Luces de carretera

Las luces largas o de carretera se encienden temporalmente para obtener un plus de visión nocturna cuando las circunstancias del tráfico lo permiten.

Está prohibido su uso en zonas urbanas, túneles y cuando pueda deslumbrarse a los conductores que circulen en nuestro mismo sentido o sentido contrario.

Luces antiniebla delanteras

No son obligatorias y en España deben conectarse junto con el alumbrado de cruce, estando prohibido su uso independiente o junto con las luces de posición.

Hasta hace poco, solo podían llevarse en caso de niebla, pero en la actualidad está permitido su uso en otras circunstancias de visibilidad especialmente reducida.

Luces antiniebla traseras

Las luces antiniebla traseras sí son obligatorias.

Al igual que en el caso anterior, su uso conlleva la utilización de las luces de cruce y pueden ponerse también en casos de visibilidad muy reducida, tanto de día como de noche.

Indicadores de dirección

En España tal parece que los intermitentes sean una herramienta de adorno en muchos casos, ya que es frecuente omitir su utilización.

Tengamos claro que su uso es imperativo en todas las maniobras de giro, cambio de carril, cambio de sentido y aproximación a los bordes exteriores de la calzada.

Luces de emergencia

Según la normativa, las luces de emergencia de un coche solo deben accionarse cuando el vehículo represente un peligro evidente para la circulación debido a averías, accidentes o detenciones forzosas.

En el caso de camiones, también deben accionarse cuando circulen a menos de 60 km/h en autovías y autopistas, o a velocidades anormalmente reducidas por otras vías.

Además, los autocares y autobuses deben utilizarlas mientras suben o bajan pasajeros en la vía pública.

Muchos conductores de turismos las utilizan para señalizar que se están acercando a un lugar donde hay vehículos retenidos, bien por un accidente o por una retención. Esto es incorrecto, según la DGT, que indica que debe avisarse pisando levemente el freno reiteradas veces o sacando la mano por la ventanilla y moviéndola de arriba abajo.

Tampoco está permitido usarlas para estacionar en lugares prohibidos ni en segunda fila.

Las luces traseras: tan importante es ver bien como ser visto por los demás conductores

En nuestro establecimiento de coches de segunda mano en Barcelona es muy frecuente que recibamos visitas de clientes cuyos vehículos presentan fallos de alumbrado en la parte trasera.

El motivo no es que las lámparas traseras se averíen más que las delanteras, sino que los conductores no se dan cuenta porque esas averías no afectan a su visión de la carretera.

La función del alumbrado trasero es que los demás conductores nos vean y además sepan que circulamos en su mismo sentido, de ahí la coloración roja.

Por lo tanto, las luces de atrás son tan importantes como las delanteras y no debemos descuidarnos con ellas.

No decimos que haya que mirar todos los días las luces de coche traseras, pero sí recomendamos una inspección visual semanal, sin olvidarnos de la luz de marcha atrás y las de freno. Para revisar estas últimas es conveniente solicitar la ayuda de una tercera persona.

Entradas recientes

Cómo elegir tus gafas para conducir
La elección de unas gafas para conducir adecuadas no es un asunto tan sencillo de dilucidar como parece.
20 de noviembre
Cómo proteger la pintura del coche en la playa
Cómo proteger la pintura de nuestro coche cuando solemos frecuentar el mar, las playas, y otras zonas similares.
16 de noviembre
Se cumplen 85 años del primer coche diésel de la historia
Este año se han cumplido 85 años del lanzamiento comercial del primer coche diésel de la historia.
16 de noviembre

¿No tenemos el coche que estás buscando?

No te preocupes, ponte en contacto con nosotros e indícanos qué vehículo buscas.