Sanciones por errores al transferir un coche en una compraventa

Sanciones por errores al transferir un coche en una compraventa

Table of Contents

Como es lógico, existen sanciones por no transferir un coche tras haber formalizado la operación de compraventa, puesto que es obligatorio formalizar en la DGT el cambio de titularidad del vehículo.

Pero ¿a quién se le impone la multa por no hacer la transferencia del vehículo? ¿Al comprador o al vendedor? Aclaremos este punto y veamos qué otros errores, susceptibles de sanción o perjuicio económico, podemos cometer al vender o comprar un coche usado.

Errores en la compra o venta de un coche que pueden ocasionar una multa

No realizar el cambio de titularidad

Es responsabilidad del comprador realizar los trámites de transferencia del coche y expedición del nuevo permiso de circulación, antes de transcurridos 30 días naturales desde la operación de compraventa.

Si este es detectado circulando por un agente, será inmovilizado de inmediato y se iniciará el correspondiente procedimiento sancionador, corriendo la multa por cuenta del nuevo propietario.

Pero la no realización del trámite de transferencia también puede tener consecuencias para quien ha vendido el vehículo.

Como en la DGT aún consta como titular del automóvil, las multas no presenciales, como las de radar o aparcamiento, serán enviadas a su domicilio. Y en caso de accidente grave, podría enfrentarse a responsabilidades subsidiarias por ese mismo motivo.

El vendedor puede evitar que eso ocurra notificando formalmente la venta a la DGT. De esa forma, el vehículo queda inscrito a nombre del comprador y quién lo ha vendido se libera de responsabilidades.

Pero eso no significa que el nuevo propietario ya no tenga que realizar los trámites de cambio de titularidad: sigue estando obligado a hacerlos antes de que transcurran los 30 días señalados.

No comprobar el número de bastidor del vehículo

Si el número de bastidor no se corresponde con el indicado en la documentación o ha sido modificado, se trata de un hecho que supone sanción económica y la inmovilización del vehículo.

Adicionalmente, ambas circunstancias son consideradas delito y habríamos de demostrar en un juicio que las anomalías en el bastidor son responsabilidad del anterior propietario.

No contratar de inmediato el seguro

Un error frecuente es rodar los pocos kilómetros que nos separan de nuestro domicilio sin haber contratado el seguro.

Evidentemente, habrá multa e inmovilización del coche si nos para un agente, pero ese no es el mayor riesgo: en caso de siniestro, demos por sentado que tendremos problemas serios, incluso si el anterior propietario aún no había dado de baja su seguro.

Cuestiones relacionadas

¿Se puede vender o comprar un coche dado de baja?

Si la baja es temporal, no hay ningún problema y será el vendedor quien tenga que realizar los trámites y correr con los gastos de volver a darlo de alta en Tráfico.

Pero cuando la baja es definitiva, hay dos casos distintos:

Los coches dados de baja definitiva antes del 13 de febrero de 2004 sí se pueden volver a dar de alta, aunque el procedimiento puede llegar a ser muy engorroso.

Los coches con baja definitiva fechada después del 13 de febrero de 2004 no pueden darse de alta nuevamente, ya que por ley deberían de haber sido destruidos (cosa que no siempre ocurre), por lo que existe un certificado oficial de destrucción.

Por tanto, quien compre un coche dado de baja definitiva tras esa fecha, podrá aprovechar sus piezas, pero en ningún caso podrá circular de nuevo con él.

¿Se puede vender un coche con multas pendientes?

Pues depende: sí que puedo vender mi coche si tengo multas pendientes de pago, siempre que entre las mismas no haya 4 o más sanciones por infracciones graves o muy graves.

Pongamos un ejemplo: si tenemos 10 o 15 multas por mal aparcamiento, podremos vender el coche. Pero si acumulamos una multa por conducir sin ITV, una segunda por dar positivo en un control de alcoholemia, y otras dos por excesos considerables de velocidad, entonces la DGT no permitirá el cambio de titularidad del coche.

¿Qué pasa si compro un coche con multas anteriores sin pagar?

Contra lo que puedas pensar, no te pasará nada, siempre y cuando el coche no esté embargado por el impago de las sanciones en el momento de la compraventa: las multas pendientes le han impuesto al anterior propietario y a él le serán reclamadas.

¿Y si compro un coche con reserva de dominio?

En este caso, si la entidad financiera titular de la reserva de dominio decide ejecutar sus derechos sobre el mismo, nada podrás hacer: has comprado un vehículo cuyo pago no ha sido totalmente cubierto y tendrás que abonar la cantidad reclamada o, caso contrario, entregar el vehículo a la financiera.

A partir de ahí, podrías intentar actuar legalmente contra el anterior propietario, un proceso complicado y de resultado incierto.

¿Cómo evito todos los problemas?

Además de evitar las sanciones por no transferir un coche en el tiempo establecido, puedes sortear todos los problemas anteriores solicitando a la DGT el informe oficial del vehículo antes de pagar el coche. Ese informe se obtiene online por solo 10 euros y en un plazo máximo de 48 horas, e incluye todos los datos que necesitas conocer para formalizar con seguridad la compra.

Entradas recientes

Coches con maletero grande: cuál elegir
Range Rover HSE, Audi Q7, Tesla Model S, Peugeot 5008, BMW X7, Skoda Superb Estate, Kia Sorento, Mercedes clase E Estate, Mercedes GLE SUV, Volvo V60
17 de mayo
Furgoneta o turismo con remolque: qué debes saber
Qué vehículos pueden viajar con remolque. Todo lo que debes saber sobre circular con remolques ligeros y no ligeros.
17 de mayo
Coche manual o automático: qué opción elegir
Diferencias entre un coche manual y un coche automático, ventajas y otras preguntas.
17 de mayo
Qué son los caballos de un coche
Origen y evolución del término "caballo" aplicado a la potencia. ¿qué son y qué implican?
28 de abril

¿No tenemos el coche que estás buscando?

No te preocupes, ponte en contacto con nosotros e indícanos qué vehículo buscas.