Qué son los caballos de un coche

Qué son los caballos de un coche

Table of Contents

Los fabricantes de automóviles siempre destacan la potencia de sus vehículos en la publicidad, expresada en caballos. Pero, ¿sabemos realmente qué son los caballos del coche? ¿Son los caballos un indicio suficiente para averiguar si el vehículo a comprar se comportará con más o menos brío?

Conozcamos qué es lo que nos indica la potencia de un coche expresada en CV o caballos de vapor y qué otros factores hemos de valorar a la hora de comparar los posibles rendimientos de dos vehículos a motor.

Caballos de un coche: ¿qué son y qué implican?

Cuando en Europa hablamos de los caballos de un coche, nos estamos refiriendo a una unidad de medida de potencia, denominada caballo de vapor, cuyo símbolo es CV. A modo anecdótico, añadiremos que 1 CV o caballo de vapor es la potencia que se precisa para elevar un peso de 1 kilo (kilogramo-fuerza) a 75 metros de altura, en un tiempo exacto de un segundo.

Los CV o caballos de vapor de un coche indican la potencia máxima que el motor del mismo es capaz de alcanzar, y el valor suele acompañarse del número de revoluciones a las que hay que poner el motor para alcanzar esa potencia.

Origen y evolución del término “caballo” aplicado a la potencia

Las raíces del término caballo, referido a la potencia, se remontan al siglo XVIII. Los caballos eran una herramienta más de trabajo y se utilizaban de forma comparable a los tractores actuales.

En esa época, un ingeniero inglés llamado James Watt necesitaba encontrar una manera de comercializar la máquina de vapor de su invención. Así que inventó una medida denominada caballo de fuerza (en inglés Horse Power o HP), para comparar la potencia de su máquina con la de los caballos reales.

El CV o caballo de vapor se estableció en Francia posteriormente, a fin de disponer de una medida de potencia parecida al caballo de fuerza inglés, pero calculada conforme al Sistema Internacional (SI) de pesos y medidas.

Por eso, como veremos a continuación, el caballo de fuerza (HP) y el caballo de vapor (CV) son dos unidades de medida muy similares.

Cómo calcular los caballos de un coche si el fabricante expresa la potencia en unidades de medida distintas al CV

Los fabricantes del mundo angloparlante, incluidos Estados Unidos y Australia, pueden expresar la potencia de un coche en HP (caballos de fuerza o Horse Power), la unidad de potencia ideada originariamente por James Watt.

Y muchas hojas de especificaciones técnicas la expresan en kW (kilovatios). Veamos como traducir a CV (caballos de vapor) ambas unidades de medida:

  • Para pasar HP a CV, multiplicaremos la potencia expresada en HP por 1,0318. Como vemos, ambos “caballos” son unidades de medida casi equivalentes: 100 HP indican la misma potencia que 103 CV.
  • Y para convertir kW en CV, multiplicaremos la potencia en kW por 1,3596. Así, decir que un coche tiene 100 kW de potencia equivale a afirmar que rinde 136 CV.

Cómo elegir un coche nuevo según sus caballos

Para comparar las prestaciones reales de un coche con las de otro, no debemos fijarnos solo en los CV de potencia, sino en la relación entre peso y potencia. Para ello, dividiremos el peso en vacío de cada modelo por la potencia que ofrece. A priori, los modelos más briosos serán aquellos cuya relación entre peso y potencia sea menor.

Pongamos un ejemplo en el que el coche de más empuje será el de menor potencia:

  • BMW 520i (E60): potencia: 192 CV, peso 1460 kg, relación peso/potencia 8,59 kg/CV.
  • Renault Super 5 GT Turbo: potencia 115 CV, peso 850 kg, relación peso/potencia 7,39 kg/CV.

Sobre el papel, el R5 será más bronco sobre la carretera que el BMW. Podemos comprobarlo en las especificaciones técnicas de los fabricantes: Renault declara una aceleración de 0-100 km/h en tan solo 8 segundos, mientras que BMW anuncia que su modelo lo hace exactamente en 9 segundos.

El par motor también influye

Los fabricantes de coches suelen citar los CV como referencia principal, pero si se profundiza un poco más en los parámetros que miden el rendimiento de un propulsor, nos encontramos con el concepto de par motor, medido en Nm (Newton por metro).

Sin entrar en cuestiones avanzadas de física, indicaremos que los vehículos de alto par motor alcanzan elevadas potencias en un rango más amplio de revoluciones que los que tienen un par motor inferior. Es decir, en los primeros se cambia menos de marcha para mantener la potencia, por lo que se dice de ellos que “suben mejor” por las pendientes.

Por poner un ejemplo, los motores de Mercedes-Benz se caracterizan por disponer de un par motor muy alto respecto de los de otras marcas. Y todos los vehículos diésel y, sobre todo, los eléctricos, tienen un par motor mucho más alto que los de gasolina.

Entonces, dependiendo de tus necesidades de carga y de tus hábitos de conducción, a la hora de comprarte un vehículo no te fijes solo en los caballos del coche, sino también en su peso y en los datos del par motor.

Entradas recientes

Huella de carbono de un coche: cómo podemos calcularla
Qué es la huella de carbono de un coche y cómo se mide la cantidad de dióxido de carbono que emite a la atmósfera.
29 de noviembre
Etiqueta B: hasta cuándo podrás circular con tu coche
Qué es la etiqueta B y qué coches la tienen. Cómo afectan las restricciones a los vehículos con etiqueta B.
24 de noviembre
Qué es un vehículo mixto adaptable y sus ventajas
Qué es un vehículo mixto adaptable, cuáles son sus características y qué debes tener en cuenta.
22 de noviembre
Cuánto cuesta camperizar una furgoneta: calcula su precio
Cuánto cuesta camperizar una furgoneta y qué factores debes tener en cuenta. Calcula su precio.
18 de noviembre

¿No tenemos el coche que estás buscando?

No te preocupes, ponte en contacto con nosotros e indícanos qué vehículo buscas.