Los coches clásicos e históricos más caros del mundo

Los coches clásicos e históricos más caros del mundo

Table of Contents

¿Te has preguntado alguna vez cuál es el auto clásico más caro del mundo? Probablemente sí, pero apostamos a que no alcanzas a imaginar mínimamente el importe que su comprador ha pagado por él.

Sigue leyendo y sorpréndete al conocer cuánto han costado los coches históricos de ocasión más cotizados del universo conocido:

Estos son los autos clásicos más caros del mundo

Ferrari 250 GTO de 1963

El Ferrari 250 GTO es uno de los santos y señas de los coleccionistas de automóviles. Solo se construyeron 36 unidades y este mítico automóvil está más valorado que muchas enormes mansiones de gran lujo.

En 2018, el fundador de la compañía Weather Tech adquirió un Ferrari 250 GTO plateado del año 63 en una compraventa privada, pulverizando todos los récords y pagando 70 millones de dólares.

El coche en cuestión fue el ganador del Tour de Francia Automovilístico de 1964. El modelo se sucede a sí mismo como coche más caro de la historia, ya que en el mismo año 2018 otra unidad se vendió, esta vez en subasta, por algo más de 48 millones de dólares.

Ferrari 335 S de 1957

Visto lo visto, este otro modelo Ferrari situado en el segundo puesto parece incluso barato, ya que su precio final superó ligeramente los 38 millones de dólares.

El Ferrari 335 S del que hablamos fue el subcampeón de la edición de 1957 de la mítica Mille Miglia italiana.

Aquella carrera es de funesto recuerdo, ya que durante la misma reventó el neumático de otro Ferrari 335 S, provocando un gravísimo accidente en el que fallecieron diez espectadores, cinco de ellos niños. El afamado piloto español Alfonso de Portago y su copiloto también resultaron muertos.

Solo se fabricaron cuatro vehículos de este modelo, hoy de colección, lo que explica su precio estratosférico.

Mercedes-Benz W196 de 1954

Este Mercedes-Benz W196 de Fórmula 1 compitió en los Campeonatos del Mundo de 1954 y 1955 ganando ambos, tras una larga etapa de predominio de Ferrari y Maserati. Sus pilotos fueron Juan Manuel Fangio y Stirling Moss.

El coche se revendió por última vez en 2013, por un importe de 29,6 millones de dólares.

Pero el modelo también está marcado por un accidente de catastróficas consecuencias: en las 24 Horas de Le Mans del año 55, otro Mercedes W196 colisionó contra un competidor y contra un poste, proyectándose los escombros y los fragmentos del bloque motor hacia las gradas, a una velocidad de vértigo.

El efecto fue parecido al de una lluvia de proyectiles y fallecieron 83 espectadores, la mayor catástrofe de la historia del automovilismo.

A consecuencia del accidente, Mercedes-Benz dejó de participar en las 24 Horas de Le Mans y su reincorporación no se produjo hasta 1994.

Ferrari 290 MM de 1956

La denominación MM en el Ferrari 290 hace referencia a la Mille Miglia italiana para la que fue específicamente diseñado, ganándola en el año 1956. Solo se fabricaron cuatro unidades de las que únicamente se conservan tres.

28 millones de dólares es el precio alcanzado por el coche ganador. La subasta fue realizada por Sotheby’s en el año 2013.

Como dato anecdótico, un modelo similar fue vendido con posterioridad a menor precio: concretamente fue en 2018 y se pagaron por él ‘solo’ 22 millones de dólares.

Ferrari 275 GTB/4S NART Spider de 1967

De este vehículo exclusivo para millonarios solo estaba previsto fabricar 25 unidades. Finalmente, únicamente se fabricaron 10 por falta de demanda.

Uno de los clientes se llamaba Eddie Smith, quien en 1968 adquirió una de estas piezas de museo. Aunque tuvo múltiples ofertas para venderlo, ganando un buen dinero, siempre se negó a hacerlo.

Incluso el célebre Steve McQueen recibió una negativa de venta, después de que el actor estrellara su propio NART Spider y quisiera reemplazarlo por otro idéntico. Se ignora qué importe ofreció McQueen, pero es de suponer que fuera una oferta muy jugosa.

Eddie Smith falleció en 2007 y su hijo sacó el coche a subasta en 2013, vendiéndolo por 25 millones de dólares. Su importe fue destinado a financiar obras de caridad.

Se ve que Mr. Smith Junior era muy generoso y que no pasaba por penurias económicas.

Ferrari se lleva la palma en los coches históricos de ocasión más vendidos

Solo hemos echado un vistazo a los 5 coches clásicos más caros. Pero si ampliamos las miras y examinamos la lista de los 15 primeros, observamos un curioso y significativo detalle:

Ocho de ellos son de la marca Ferrari, seguidos de Aston Martin con dos unidades.

McLaren, Mercedes-Benz, Alfa Romeo y Jaguar disponen de un solo modelo en el podio de los 15 vehículos clásicos más cotizados. Así que Ferrari gana por goleada a las demás marcas de prestigio.

Como curiosidad, la relación de los 15 clásicos más caros se completa con un coche desconocido para el gran público: un Duesenberg modelo SSJ de 1935, un exclusivo y enorme descapotable de lujo norteamericano comercializado entre 1932 y 1937, año en que desapareció la marca.

El vehículo concreto del que hablamos perteneció al actor Gary Cooper y fue subastado por última vez en 2018, alcanzando la friolera de 22 millones de dólares americanos.

¿Y cuál es el candidato a convertirse en el próximo auto clásico más caro del mundo? Pues no lo sabemos, pero, vistas las estadísticas, intuimos que algún modelo Ferrari de mediados del siglo pasado es el que más papeletas tiene para renovar ese exclusivo galardón.

Entradas recientes

Cómo elegir tus gafas para conducir
La elección de unas gafas para conducir adecuadas no es un asunto tan sencillo de dilucidar como parece.
20 de noviembre
Cómo proteger la pintura del coche en la playa
Cómo proteger la pintura de nuestro coche cuando solemos frecuentar el mar, las playas, y otras zonas similares.
16 de noviembre
Se cumplen 85 años del primer coche diésel de la historia
Este año se han cumplido 85 años del lanzamiento comercial del primer coche diésel de la historia.
16 de noviembre

¿No tenemos el coche que estás buscando?

No te preocupes, ponte en contacto con nosotros e indícanos qué vehículo buscas.