Cómo proteger la pintura de tu coche de los mosquitos

Cómo proteger la pintura de tu coche de los mosquitos

Table of Contents

Conocer cómo proteger la pintura del coche antes de un viaje veraniego puede parecer una cosa innecesaria o inútil, pero no lo es:

Visto desde la perspectiva de los insectos, tu viaje de verano por carretera o autopista es básicamente una cruel masacre de seres voladores que se cobrará miles de víctimas, sin descartar que entre ellas se encuentre algún pájaro.

Mientras tu vehículo vuela sobre el asfalto, los mosquitos, moscas, abejas, saltamontes, mariposas y otras criaturas voladoras se incrustarán en el parabrisas y la pintura: así que, cuando llegues a tu destino muchas partes exteriores del vehículo estarán tapizadas con una capa de minúsculos trofeos de guerra aplastados.

Lo malo es que todos esos insectos pueden vengarse de su despiadado ejecutor de manera póstuma, conque veamos qué podemos hacer para proteger la pintura contra los mosquitos y, de paso, disminuir la probabilidad de sufrir un siniestro:

Por qué debes proteger la pintura del coche de los mosquitos

Los compuestos orgánicos de los insectos son extremadamente ácidos y si no se eliminan rápidamente producirán un deterioro acumulativo del esmalte y de la pintura. Además, se solidifican con mucha rapidez y adquieren gran dureza, de tal suerte que su limpieza descuidada resultará en incrustaciones permanentes.

Todo ello afectará a la larga al brillo y a la uniformidad de la tonalidad de la pintura, provocando un envejecimiento estético prematuro del vehículo.

Adicionalmente, también es conveniente proteger el parabrisas: las estadísticas de la DGT no mienten y en verano aumentan los accidentes por alcance provocados por conductores que, al enfrentarse al sol y accionar el lavaparabrisas, recubren la luna delantera con un amasijo orgánico traslúcido que les impide visualizar a tiempo a otro vehículo detenido.

Tips para proteger la pintura de tu coche del impacto de mosquitos

Puedes preparar tu coche para circular por zonas con insectos realizando estas sencillas tareas:

1. Lavado previo y encerado

Lava a fondo el frontal, el capó y los recubrimientos de los retrovisores. Tras el secado, encera esas zonas.

Si lo haces con el resto del vehículo, la pintura de las otras zonas también agradecerá la protección adicional contra el polvo veraniego.

Esto no evitará que los insectos se despanzurren contra la pintura, pero la cera es el elemento fundamental para brindar a la pintura del coche una protección efectiva contra insectos: posteriormente podremos eliminarlos con mucha más facilidad que en un vehículo no pulimentado.

2. Prepara también el parabrisas

Igualmente, lava a fondo este elemento y aplica un producto especial para repeler el agua que encontrarás en cualquier establecimiento de accesorios y complementos de automoción.

Este producto efectuará en el parabrisas la misma misión que la cera en la carrocería: los insectos serán más fáciles de eliminar con posterioridad.

3. Durante el viaje, limpia ambas zonas cuando sea preciso

Aprovecha los repostajes para realizar una limpieza de los insectos ya depositados en el frontal y en el parabrisas. En la mayoría de las estaciones de servicio disponen de cubos de agua a los que se les añaden sustancias específicas para tal fin. Y el uso de la manguera a presión rematará la faena.

En cualquier caso, para en una estación de servicio y realiza esa limpieza siempre que notes que los insectos comienzan a dificultar la visión: si el parabrisas está afectado, da por seguro que el frontal estará aún peor.

4. Al llegar a destino, lava sin demora el vehículo

El encerado previo y las limpiezas parciales en ruta harán que los insectos puedan ser eliminados con facilidad, pero recuerda que cuanto más demores el lavado, más endurecidas estarán las incrustaciones.

Si el sistema de lavado automático o las mangueras a presión han dejado algunas incrustaciones de insectos en la pintura del auto, nuestro consejo es que laves a mano las partes afectadas:

Las incrustaciones de insectos más difíciles se eliminan fácilmente con jabón líquido y un cubo de agua caliente, siempre que sean recientes. Si ya tienen tiempo, lo más adecuado es adquirir un producto específico. Jamás uses disolventes ni productos abrasivos para evitar dañar el esmalte o la pintura.

Lo mismo puede decirse del parabrisas: el método más efectivo es usar agua caliente y un limpiador de vajillas.

Consejos de seguridad adicionales

Antes de salir y durante el trayecto, revisa el estado de las escobillas y el nivel del líquido limpiaparabrisas. Si hay que rellenarlo, no uses solo agua: un chorrito de jabón líquido ayudará a deshacer las incrustaciones de insectos sin necesidad de detener el vehículo.

Al llegar a destino, verifica también a fondo las rejillas de ventilación para asegurarte de que nada obstruye el paso de aire: insectos, hojas y otros residuos pueden provocar sobrecalentamientos y averías que se traducen en detenciones obligadas en zonas peligrosas.

En resumidas cuentas, además de conocer cómo proteger la pintura del coche, también hemos de tomar las medidas necesarias para evitar que la acumulación de insectos derive en algo más grave que una simple incidencia estética.

Entradas recientes

Coches con maletero grande: cuál elegir
Range Rover HSE, Audi Q7, Tesla Model S, Peugeot 5008, BMW X7, Skoda Superb Estate, Kia Sorento, Mercedes clase E Estate, Mercedes GLE SUV, Volvo V60
17 de mayo
Furgoneta o turismo con remolque: qué debes saber
Qué vehículos pueden viajar con remolque. Todo lo que debes saber sobre circular con remolques ligeros y no ligeros.
17 de mayo
Coche manual o automático: qué opción elegir
Diferencias entre un coche manual y un coche automático, ventajas y otras preguntas.
17 de mayo
Qué son los caballos de un coche
Origen y evolución del término "caballo" aplicado a la potencia. ¿qué son y qué implican?
28 de abril

¿No tenemos el coche que estás buscando?

No te preocupes, ponte en contacto con nosotros e indícanos qué vehículo buscas.