Cómo pagar un coche de segunda mano a un particular

Table of Contents

Lo primero que hace cualquier interesado en adquirir un vehículo usado es buscar el modelo de su interés por internet. Y lo segundo, observar que, aparentemente, los precios de los coches vendidos por particulares son algo más bajos que los ofertados por concesionarios y profesionales de la compraventa.

Pero ¿tenemos en cuenta que las gestiones a realizar para formalizar una operación de compraventa entre dos particulares llevan su tiempo y cuestan dinero? ¿Estamos dispuestos a adquirir un coche usado que no ha sido puesto a punto ni ha sido revisado a fondo por profesionales experimentados?

Cómo se paga un coche de segunda mano a un particular

Conozcamos las vías de que disponemos para pagarlo, los pasos adicionales para comprar un coche de segunda mano, y qué riesgos corremos al formalizar la adquisición de un coche a un particular.

Pago al contado

Esta vía solo es válida si el importe es inferior a 10 000 euros, límite fijado por la ley contra el fraude fiscal para las transacciones entre particulares.

No obstante, recomendamos no pagar nunca en efectivo, ya que presentarse ante personas desconocidas portando grandes sumas de dinero es un riesgo casi temerario.

Pago por transferencia bancaria tras la recepción del vehículo

Esta vía es la más adecuada para la seguridad del comprador. Si el vendedor pone problemas porque la transferencia tardará un día hábil en reflejarse en su cuenta, optaremos por realizar una transferencia inmediata, que nos supondrá un coste adicional.

Solicitemos siempre una certificación oficial de la cuenta bancaria del vendedor, para asegurarnos de que no estamos enviando el dinero a una cuenta perteneciente a otra persona o a una empresa.

Cheque conformado por una entidad bancaria

El tradicional cheque personal es una alternativa de pago que un particular nunca aceptará, ya que no existen garantías reales de que finalmente pueda hacerlo efectivo.

Una alternativa es emplear un cheque conformado por nuestro banco, que equivale a la entrega de dinero en efectivo. Si usamos esta vía de pago, comentémoslo primero con el vendedor, para evitar que lo rechace en el momento de efectuar la compraventa.

Y tengamos en cuenta que la conformación de un cheque por nuestra entidad bancaria también nos costará dinero.  

Otras fórmulas de pago no recomendadas

Desechemos el pago por otras vías alternativas: Moneygram, Western Union, Bizum y similares son las fórmulas de pago favoritas de quienes se dedican al fraude, ya que no ofrecen ninguna garantía para quien envía el dinero.

¿Y el pago con tarjeta bancaria?

No nos hemos olvidado de las tarjetas de crédito y débito: ocurre que los particulares no podemos utilizar datáfonos ni terminales virtuales de pago para cobrar, salvo que estemos dados de alta como autónomos.

Conque si nos ofrecen esa posibilidad, solo hay dos explicaciones posibles:

  • El dinero irá a una cuenta ajena al vendedor
  • El vendedor está dado de alta como autónomo o tiene una empresa: si hacemos el pago por esta vía, en ambos casos Hacienda entenderá que la adquisición del coche se realiza a una empresa. Por tanto, en lugar de pagar entre el 4 % y el 8 % de ITP (Impuesto de Transmisiones Patrimoniales), habremos de pagar el 21 % de IVA y exigir la correspondiente factura desglosada al vendedor.

Finalmente, recordemos esta máxima: nunca pagaremos por adelantado ninguna cantidad en concepto de señal o de reserva.

Si algún particular nos pide una señal por adelantado para reservarnos el vehículo, la actuación más sensata es romper inmediatamente el contacto y buscar otro vendedor. Si nos sucede esto, no dudemos de que se trata de un intento de estafa.

Gestiones y pagos que hemos de realizar tras comprar el coche

Tras formalizar la compraventa, tenemos que realizar las siguientes gestiones:

  • Pagar el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales (entre el 4 % y el 8 % del valor estimado por Hacienda para el modelo).
  • Solicitar en la DGT el cambio de titularidad y el nuevo Permiso de Circulación, pagando una tasa de 55,70 euros.

Y no nos olvidemos de contratar el seguro antes de ponernos al volante.

Por qué es mejor comprar un coche de segunda mano a una empresa

Adquirir el vehículo usado a una empresa nos reporta las siguientes ventajas:

  • Evitamos la posibilidad de cualquier intento de fraude o estafa.
  • El coche siempre estará revisado a fondo: lo último que quiere una empresa es arriesgarse a una reclamación por avería o vicio oculto.
  • El coche de segunda mano dispone de garantía.
  • El precio ofertado es final y lo incluye todo: nos olvidamos de pagar los impuestos y tasas derivadas de la compra de un coche de segunda mano.
  • Podemos llevarnos el coche de segunda mano sin pasos adicionales ni otras gestiones: tras pagar, solo tendremos que arrancar nuestro vehículo de ocasión y emprender la marcha.

Y ahora que ya conocemos cómo pagar un coche de segunda mano a un particular, conviene que, a la hora de decidir si adquirimos nuestro coche a uno de ellos o a un profesional de la compraventa, tengamos en cuenta todos estos factores, ya que son de vital importancia antes de comprar nuestro vehículo.

Entradas recientes

coches-compactos-cual-debes-elegir
Los mejores coches compactos. Podemos encontrar una amplia variedad de marcas y modelos para todo tipo de bolsillo.
29 de junio
cuantas-plazas-puede-tener-una-furgoneta
Número de plazas posibles de una furgoneta. Qué furgoneta elegir según sus plazas.
29 de junio
que-cubre-la-garantia-de-un-coche-de-segunda-mano
¿Tengo garantía si compro un coche de segunda mano? Garantía legal en coches de segunda mano procedentes de particulares.
29 de junio
las-10-furgonetas-industriales-que-menos-consumen
Las 10 furgonetas industriales que menos consumen: Peugeot Partner, Citroen Berlingo, Renault Kango...
29 de junio

¿No tenemos el coche que estás buscando?

No te preocupes, ponte en contacto con nosotros e indícanos qué vehículo buscas.